regano a mi hija

Regaño a mi Hija y Lloro por Recuerdos de mi Infancia

Regaño a mi hija y lloro por recuerdos de mi infancia

TU HISTORIA

Nombre: E.

Describe tu familia

Estoy casada, mi esposo es un excelente esposo y padre, tenemos 1 hija de 3 años.  En casa de mi mamá somos 4 hermanos, soy la mayor, mi papá y mi mamá. Mi hermano tiene 2 años menos que yo, está casado y tiene 2 hijos, mis 2 hermanos menores están estudiando y mis papás están separados por infidelidad de mi papá.  Mi hermano está yendo a una iglesia Cristiana y desde hace tiempo nos hemos separado mucho porque su esposa y yo no tenemos buena relación, a pesar que ellos quieren muchísimo a mi hija y si algo nos llegara a pasar ellos se quedarían con ella.

¿Qué sabes de ti antes de nacer?

 No sé cómo escogieron mi nombre, nunca he querido saber, no sé nada del embarazo de mi mamá, pero se casaron muy jóvenes y hubo muchas carencias.

Describe tu infancia

El recuerdo más claro que tengo es cuando tenía 7 años, venía de la escuela sólo con mi hermano y no me había ido bien en las calificaciones, y pensaba, ya quisiera crecer para que no me regañen ni me peguen ( mi mamá).  Me acuerdo que mamá nos pegaba mucho, más a mí, pero recuerdo mucho que en su mirada tenía odio, no he podido olvidar como me miraba, creo que dejó de pegarme a los 10.

Describe tu adolescencia

Fue la peor etapa de mi vida, mamá nunca me habló de los cambios que yo iba a tener, escuchaba mis amigas, a los maestros, pero con ella nunca tuve una plática. Hubo una ocasión en que mi mamá me estaba haciendo una falda, yo tenía 13 años, y dijo: ” la maestra de costura dijo que estabas muy gorda para tu edad, que esa cintura no correspondía …  a ver si comes menos mugrero “, en otra ocasión yo empezaba a depilarme con rastrillo y me regañaba (14 años) y dejé de hacerlo, así que las piernas se me veían horribles, un día no quise salir con ellos porque no tenía ropa que ponerme y me dijo: “con esas piernas de oso nada te queda bien “, yo estudié la primaria, secundaria, técnica secretaria, prepa y carrera.

A los 18 conocí a un muchacho y me enamoré perdidamente de él, pero no me trataba bien, me hablaba cada que quería y cuando salíamos éramos como novios, nos besábamos, íbamos al cine, pero otra vez pasaba 1 mes y no me hablaba; yo sufría mucho por él, así que para olvidarme de él, salí con otro y empezamos a ser novios, después de un mes quise terminar con él, y no me dejó, al principio me lloraba, después se quedaba fuera de mi casa, hasta que lo perdonara, después me seguía todo el día, así pasó el tiempo hasta que eso ya no le funcionó y empezó a amenazarme, después me humillaba, hasta que llegó a maltratarme, eso duró 3 años, hasta que conocí al que ahora es mi esposo (René), era mi amigo y le conté lo que me estaba pasando, algo raro, porque yo no le decía a nadie por vergüenza y miedo. Un día estaba fuera de mi casa con René y llegó el otro tipo y me amenazó con una pistola, fue cuando salió mi papá y mi mamá y me dijeron que le pusiera una demanda, mi mamá hablo con su mamá y hasta ahí me dejó en paz y yo seguí de novia con René.

Describe tu juventud

Cuando conocí a mi esposo fue en la universidad, y duramos 4 años de novios, me casé a los 26 y él a los 30.  Tengo pocas amigas pero de toda la vida.  Estaba trabajando y me gustaba mucho mi trabajo hasta que me reajustaron, tenía 5 meses de casada cuando eso pasó y creo que hasta hoy no lo he superado, porque además que me pagaban muy bien, tenía a los mejores amigos a mi lado, y el trabajo lo hacía con gusto.  Empecé a trabajar a los 17 formalmente, porque siempre tenía trabajos en vacaciones.  Siempre que tuve trabajo le daba la mitad de mi sueldo a mi mamá, además de los bonos.

Describe tu adultez

Mis amigas siguen siendo las mismas aunque casi no nos frecuentemos.  A los 30 años tuve a mi hija y cuando la tuve en mis brazos pensé que no iba a pasar la misma infancia que yo, así que dejé de trabajar, sólo me enfoque a ella, y lo disfruté muchísimo.  Ella tiene 3 años y tengo 3 meses trabajando porque tenemos muchas deudas y planes de un negocio para no descuidarla.

Esta es la mejor etapa de mi vida, hasta hoy siento que estoy empezando a vivir, me siento que puedo respirar, siento confianza, ya no tengo miedos.

¿Cuál es tu situación actual?

Sin embargo desde que la niña nació empezaron a salir nuevos recuerdos de cuando fui niña, cada vez que quiero regañar a mi hija, tengo como un flashback que viene a mi mente y casi siempre termino llorando y no lo puedo superar.

RESPUESTA

Saludos. Gracias por confiar en nosotros y por platicarnos tu historia.

Es muy común que repitamos patrones de nuestros padres de manera inconsciente o que tengamos el impulso de hacerlo. Sé que te sorprenden estos impulsos y quisieras no tenerlos considero que eso es lo que te hace romper en llanto. ¡Que difícil es luchar contra algo que está dentro de ti! Pero sí hay solución, una psicoterapia te ayuda a romper estos patrones y estos impulsos, resolviendo conflictos que seguramente estas arrastrando desde entonces (aun que hasta ahora se dejen ver). El proceso implica el revisar todo aquello que viviste, algunas cosas duelen pero precisamente porque aun duelen después de tanto tiempo significa que las heridas no han sanado y siguen abiertas. Son estos dolores sin cura lo que hay detrás de tus impulsos. Por nuestro bien y el de nuestros hijos debemos de enfrentar y sanar nuestras heridas.

¡Estamos aquí para escucharte!

Lic. Cristina Kennington Westmark

lic_cristina@psicologosmonterrey.com.mx

Cristina Kennington

Cristina Kennington

Entradas Relacionadas