3deprontometratacomosifueraundesconocido

De Pronto me Trata Como si Fuera un Desconocido.

De pronto me trata como si fuera un desconocido

PREGUNTA

Nombre: R.

Edad: 34

Tengo una relación de noviazgo desde hace 4 meses con una chica de 28 años que tiene un hijo y es separada; en esos 4 meses hemos realmente podido estar muy poco tiempo juntos, y la relación comenzó a minarse desde el primer mes en que ella por una “confusión” dejó de hablarme por espacio de 3 días, lo cual me mantuvo en una depresión muy fuerte.

Posteriormente ella me pidió perdón y continuamos con la relación, yo era muy detallista y ocurrente con ella, me nacían los detalles más inimaginables que se me podían ocurrir, por ejemplo prepararle una serenata sorpresa, una manta en un restaurante, etc. Nos fuimos de vacaciones en diciembre y la pasamos “bien” pues siempre hubo discusiones que terminaban en reconciliación, en una noche erotizados nos acariciamos hasta que ella obtuvo su orgasmo y me dejó para irse a su cama a dormir con su pequeño (todo esto durante la madrugada) por lo cual le dije que me había sentido utilizado, y se molestó.

Hace 3 semanas, ella terminó la relación porque según ella le habían dicho que yo veía a otra persona y que me mandaba mensajes, a lo que mencionó que la desconfianza era un tormento que ninguno de los dos merecíamos… así fue y dejé de buscarla, pero al hacerlo ella me comenzó a buscar nuevamente y regresamos con la relación, por mi parte le comenté que teníamos que trabajar mucho en la comunicación para evitar que otras personas o situaciones nos desestabilizaran, ella estuvo de acuerdo y por mi parte le decía todo lo que pasaba en mi vida, pero lamentablemente volvíamos a caer en la falta de tiempo para cultivar la relación.

Hace una semana tuvimos una discusión en el trabajo (trabajamos juntos) puesto que ya habíamos hecho planes para salir y aprovechar para darnos tiempo dentro de la relación y así construirla… el caso es que ella canceló los planes y no dio explicación alguna más que decir “no puedo” le sugerí otro día y dijo “no sé”, después la invité a comer y me dijo “déjame ver”… ante tanta negativa le dije que a mí me parecían pretextos pero que respetaba su decisión, y eso la enfureció.

Dos días después le llamé para pedirle que habláramos pues teníamos que arreglar algunas cosas siempre enfocado en la comunicación, ya que en esos dos días a pesar de que trabajamos juntos ella fue muy indiferente y siempre guardó la distancia, cuando se lo pedí me dijo que no podía, le sugerí que el fin de semana se hiciera un espacio, y me dijo que no podía que tal vez el próximo fin de semana, le dije que por mi parte no podíamos dejar todo a la deriva, que había que aclarar las cosas y dejarlas bien ya sea para continuar o para terminar, el caso es que me dijo que no, no y no… ya no insistí más y me despedí pidiéndole que a la brevedad se diera un tiempo para hablar. El caso es que al siguiente día (sábado) me llamó muy temprano para decirme que como la habían dejado (en el trabajo) por haber llegado tarde para ir a un orfanatorio, tenía tiempo y que si quería nos veíamos.

Acepté y quedamos de vernos para desayunar, ahí estuvimos platicando y le dije lo que sentía y en lo que no estaba de acuerdo, insistí en que nos faltaba mucha comunicación y que eso nos perjudicaba en la relación, a lo que ella respondió literalmente: “lo que pasa es que tú eres muy aprensivo, obsesivo y controlador”, por mi parte le comenté que entonces no estuviera más conmigo si en verdad eso le dañaba, puesto que entonces lo que estábamos haciendo era generar rencor y coraje de uno hacia el otro, primero ella me contestó que el día en que dejara de quererme ella misma por sus propios labios me lo diría, que no lo supusiera, que por lo pronto estaba harta de hablar siempre lo mismo y que también ya se estaba cansando de quererme… posteriormente aparentó reflexionar y después me dijo que estaba bien, nos daríamos una nueva oportunidad y que estaba de acuerdo en que trabajáramos la comunicación ahora sí sin miramientos…

Ese mismo día durante la noche teníamos una fiesta con un grupo de amigos, yo le avisé antes que llegaría tarde por un compromiso que tuve en un grupo en el cual toco (Rondalla) y eso le molestó, me dijo que ya habíamos quedado, etc. a lo cual finalizó diciendo “ya ni digas, sé que tus pretextos finalmente serán porque no vas a ir”; de verdad hice un gran esfuerzo para llegar lo más temprano posible y pasarla bien con ella, pero al llegar ella estaba igual que siempre de indiferente; por mi parte traté de hacer más ameno el rato invitándola a bailar, pero sólo quiso bailar dos piezas y no más; posteriormente se fue a sentar con unas amigas y con ellas estuvo toda la noche sin hablarme más, al día siguiente le mandé dos mensajes muy cariñosos deseándole lo mejor en ése día y jamás me los contestó, desde entonces es la fecha que no me habla ni me dice nada relacionado con la relación, y en cuanto al trabajo me trata como si fuera un desconocido, pues ríe y bromea mejor con todos los demás compañeros que conmigo.

Lo que me está confundiendo mucho es que ya le mandé mensajes, le busqué, en el trabajo traté de hacerle la plática y hasta le escribí un correo, pero de todo eso nada me ha contestado… me duele mucho la incertidumbre pues no sé si somos o ya no somos pareja, puesto que no me permite hablar con ella con su actitud evasiva, pero tampoco termina la relación, me pregunto ¿qué es lo que quiere entonces? y ¿qué debo hacer al respecto?

Agradeceré mucho su ayuda… ¡¡¡gracias y saludos!!!

RESPUESTA

¡Hola! Gracias por comunicarte con nosotros y confiarnos lo que te sucede. Me llama la atención que al finalizar tu pregunta digas “qué es lo que quiere entonces, qué debo hacer”… como si lo que debas hacer es de acuerdo a lo que ella quiera. Aquí tendrías que preguntarte primero “qué es lo que quiero YO” y ahora sí, “qué debo hacer”. El hecho de intentar pensar por el otro, muy probablemente nos puede llevar a tomar decisiones incorrectas, algo que suele suceder en muchas parejas.

Por otra parte, sería importante que identificaras qué es lo que te hace mantenerte pendiente, al obtener negativa tras negativa. Al principio de las relaciones, generalmente, se vive la etapa de idealización, donde se resalta todo lo bueno de la persona, y lo negativo no se ve o simplemente se transforma en otra característica positiva; podrías intentar identificar si todavía no te encuentras en esta etapa… y luego pregúntate: ¿qué busco de la relación? ¿Qué me gusta de ella?

Esto no quiere decir, que te separarás, o que es la fórmula para volver inmediatamente, pero poniéndole nombre a lo que sentimientos y al poder identificar nuestras necesidades, puede facilitarse mucho la toma de decisiones.

Todavía hay mucho por conocer, dense el tiempo y el espacio necesario para hacerlo, son dos personas individuales, que se juntan para acompañarse y quererse tal y como son.

Espero que te haya servido mi respuesta, y lo que necesites, aquí en PSIPRE estamos para ayudarte.

Saludos.

Lic. Florencia Bevilacqua

lic_florencia@psicologosmonterrey.com.mx

Psipre

Psipre

Entradas Relacionadas